Caleidoscopio Termodinámico

El caleidoscopio termodinámico proyecta una imagen caleidoscopica en movimiento sobre una pared o techo.
Su particularidad es que no utiliza ningún tipo de motor para generar los movimientos de la imagen, en cambio aprovecha la energía residual de un único elemento: Una lampara incandescente genera luz, pero también calor el cual se aprovecha de dos maneras: La corriente de aire caliente en el interior de la lampara hace girar el sistema de espejos (base del efecto caleidoscopico), y también sirve para mover las partículas coloreadas que flotan en un liquido. El recipiente que las contiene es de forma esférica, lo cual permite que el sistema óptico del proyector sea realmente simple: lo completa una única lente biconvexa (lupa reciclada).